Premio Ayerza 2022

 

Los siguientes foto-poemas fueron creados con la Cámara Poética, un dispositivo sensible de construcción propia, el cual es capaz de crear poesía a partir de inteligencia artificial.

 

Diseñada y programada por Elias Sarquis, la Cámara Poética es la primera cámara del mundo capaz de crear poesía. 
 
 

Motivación:

 

La tecnología nos atraviesa y no podemos detenerla, vivimos en una época irremediablemente artificial. Usamos cotidianamente dispositivos y aplicaciones diseñados por terceros con fines ajenos a nuestras necesidades, los cuales condicionan inevitablemente nuestras decisiones, limitando nuestra creatividad. Con el deseo de oponerme fuertemente a una tecnología normada, decidí crear mi propio dispositivo, una cámara diferente basada en mis sensibilidades. 

 

¿Cómo funciona? 

 

Su funcionamiento se basa en el reconocimiento artificial de objetos y la combinación con otras palabras a través de un algoritmo.
A diferencia de una cámara fotográfica, no tiene pantalla o visor, sino que la imagen se vuelve poesía y es recitada a través de un parlante.  Solo basta con disparar para que en segundos cree un texto poético sobre lo que ve.

¿Por qué una cámara? 

 

Desde muy pequeño una gran timidez hizo que mirar sea mi pasatiempo preferido. 

Mi introspección colocaba al habla como última opción, yo observaba.
Si me hablaban contestaba sonriendo. A veces aún lo hago. 

Agotaba los rincones mirando, mirando y mirando. 

No me di cuenta de mi obsesión hasta no tener una cámara en mis manos.  

Incomodado por la realidad, desde 2014 uso cámaras fotográficas para seleccionar y crear mis propios universos. 

La fotografía es el único territorio donde me siento libre. En el momento que fotografío actúo de forma instintiva como si fuese una escritura automática.  Observo apasionadamente, algo logra sensibilizarme y lo capturo. La mayoría de las veces siento que la cámara va más rápido de lo que puedo interpretar, confío en eso. No me pasa así cuando tengo que poner en palabras lo que siento, todo se vuelve más complejo.  
Partiendo de esta distancia con las palabras tomé la tecnología existente para extender mis habilidades humanas y construir una cámara que me permita traducir mi mirada en palabras. 
En lugar de deshumanizarme, la cámara poética me lleva a tomar conciencia de nuestras cualidades y facultades humanas, pensando en el devenir de un horizonte híbrido.